EYACULACIÓN PRECOZ

En qué consiste el tratamiento

Resumidamente:
En la primera consulta, se identifican las causas de la inminencia eyaculatoria que provocan la Eyaculación precoz y se dan las indicaciones para reprogramar el reflejo, luego se le pide al paciente que mantenga 2 o 3 relaciones sexuales y que regrese a controlarse.
En la segunda consulta, se evalúan los resultados obtenidos, se realizan las correcciones y ajustes necesarios y se le pide nuevamente al paciente que mantenga 2o 3 relaciones y que regrese a controlarse. Lo habitual es que en esta segunda consulta, el paciente aprecie un progreso importante en la capacidad de controlar la eyaculación.
En la tercera consulta, Por lo general el paciente esta plenamente conforme y eventualmente se le pide que regrese a los 2 meses.

Resultados

Los resultados se deben apreciar concretamente por el paciente en términos de una mejoría en el tiempo en que logra retardar la aparición de la eyaculación. Estos resultados no deben llevar más de dos consultas. Si sólo logra una mejoría en el control y no un control pleno, el problema persiste, atenuado pero persiste. Es imprescindible lograr un control pleno, ya que de este modo, el paciente adquirirá seguridad.

La adquisición de seguridad

La adquisición de seguridad en el control eyaculatorio como consecuencia natural de resultados satisfactorios sostenidos a lo largo del tiempo, es clave, ya que cuando el paciente percibe esa seguridad, se establece una bisagra en plano emocional. La adquisición de seguridad y experiencia en el manejo del control eyaculatorio lo vuelven al paciente gradual y progresivamente más apto para reconocer las percepciones de inminencia eyaculatoria y regular adecuadamente las distintas etapas de la respuesta sexual.

Un antes y un después

Siempre hablo de control eyaculatorio, y no de curación, ya que, por tratarse la eyaculación de un reflejo, a éste no se lo puede extirpar del cuerpo. Lo que si se puede lograr es un adecuado control de la eyaculación, lo que sin dudas significarán un antes y un después en la vida de cada paciente, como me lo han manifestado muchos de ellos.